¿Quieres colaborar con nosotros?

Hazte socio/a

Asociación para la Conservación del Mastín Español Tradicional

La Asociación para la Conservación del Mastín Español Tradicional, ACMET,  como tal es una asociación  muy joven, se formó en agosto de 2014,  pero es cierto que sus fundamentos vienen de mucho más atrás, quiero decir que aun siendo joven ACMET retoma muchas ideas y debates ya de tiempo atrás pero que consideramos que no se atendieron de la forma que hubiera sido deseable, no se les dio el enfoque correcto para poder garantizar la conservación de este tipo de perros

ACMET, Asociación para la Conservación del Mastín Español Tradicional,  es una Asociación sin ningún ánimo de lucro que no depende de ningún Organismos o Partido Político, somos un grupo de amantes de este grupo de perros protectores de ganado y lo que pretendemos es conseguir darle una viabilidad, hablamos de carácter y salud, de funcionalidad,  aspectos  fundamentales para poder conservar la vertiente tradicional que estos perros tenían y tienen.

¿Cómo entiende ACMET la expresión: Conservación del Mastín Español Tradicional, el concepto de conservación, el concepto de  tradicional?

Con el término “Tradicional” queremos indicar que nos ocupamos del Mastín Ganadero, es decir, del mastín que surge como respuesta a una necesidad y,  desde este punto de vista,  estamos hablando de una tradición no solo natural sino también cultural, por la transcendencia que tuvo para el mundo rural las prácticas donde su función se desarrolla.  Por este motivo  es por el que consideramos que la “Conservación” de este tipo de perros debe pasar, de una manera casi necesaria, por la mejora del entorno que le rodea, es decir, pensamos que apoyando iniciativas y moviéndonos en escenarios que tengan que ver con el mundo rural, la protección de especies, el apoyo a las prácticas ganaderas, iniciativas y encuentros cuyos objetivos sean, de una u otra forma, el  apoyo a las tradiciones rurales, a las prácticas ganaderas  y al mantenimiento y conservación de la fauna y de los espacios naturales, es la mejor forma  de apoyar al mastín, espacios en donde  el mastín forma parte y donde estos perros  se han  ido, a través de los años, forjando.

Es el mundo ganadero, los ganaderos y sus prácticas de trabajo, y con ellos el mucho rural,  los que queremos sean protagonistas de esta “empresa” creemos que ellos deben ser, con una inversión de tiempo, responsabilidad y dedicación, los beneficiados, los primeros beneficiados de nuestros objetivos y que esto no se convierta en una asociación más de la raza, son ellos, como digo, los que pueden conseguir que nuestras ideas se vean plasmadas no solo en un papel sino también en su trabajo, en su día a día, nuestro trabajo debe estar enfocado a colaborar de una forma directa y activa con la sostenibilidad del medio natural pero sobre todo a poder generar una red, un banco, de buenos perros, perros funcionales y saludables, cuyos primeros beneficiarios sean los ganaderos y, por qué no decirlo,  también el territorio, el paisaje, la fauna, como vemos todo está íntimamente relacionado

En definitiva queremos ser un nexo entre ganaderos y administración que genere no solo un apoyo en el mantenimiento de estos perros sino también poder hacer de “centro gestor” que asesore a ganaderías con una problemática real y seria con los depredadores naturales y que al mismo tiempo estas ganaderías puedan recurrir a esta Asociación, de la cual estaríamos orgullosos formasen parte, a la hora de adquirir ejemplares, conseguir montas o cruces idóneos y de esta forma, entre todos poder ir dando forma a este Proyecto “Por un Mastín Español Viable” y poder colaborar en que  la coexistencia de los rebaños y lo depredadores sea posible, esa es la función del mastín,  y casi deseable.

El Mastín Español tradicional

Somos una entidad sin ánimo de lucro que ha sido creada por amantes del perro mastín, protector de rebaños,  y cuya finalidad es potenciar este tipo de perros dándole el valor que le corresponde e intentar reconducir su crianza de una forma responsable y teniendo como premisas la salud y la funcionalidad de los ejemplares.

Para ello hemos elaborado un proyecto “Por la Conservación de un Mastín Español viable”, fundamentado en la falta de viabilidad del fenotipo del Mastín Español oficial tanto desde un punto de vista de la salud como de la funcionalidad. Sería un proyecto a largo plazo que incluye un profundo trabajo de campo sobre la actual cabaña de mastines que estén desarrollando su función, este trabajo incluirá mediciones de variables morfoestructurales para, con los datos obtenidos, poder concluir como es el mastín ganadero para con los datos hacer un estudio riguroso del actual estándar y valorar las posibles modificaciones que nos lleven a adoptar un programa de cría que garantice no solo la salud de los ejemplares sino también su funcionalidad.

Entre los objetivos del proyecto estarían:

  1. Estudio de campo mediciones de variables de morfo-estructura de los ejemplares que estén trabajando actualmente en el campo, este trabajo estaría dirigido por un equipo científico que sería el que redacte las conclusiones de este trabajo. Convenio con la Universidad de Córdoba
  2. Estudio detallado del actual estándar así como incorporación de modificaciones y eliminación de aspectos en función de los resultados del primer objetivo.
  3. Temperamento y funcionalidad, medida a través de distintas pruebas o test ganadero siendo requisito previo a cualquier otra consideración la valoración de un carácter equilibrado y de unas aptitudes óptimas para su función, esta creemos que sería la base para una buena selección y crianza. Desarrollo de un programa de cría, siempre asesorado por la ciencia, en el que prime una selección cuya base sea el carácter y la funcionalidad de los ejemplares reproductores pues estamos convencidos de que estos dos aspectos son los que proporcionarán la belleza de nuestros ejemplares. Por lo tanto, en esta política de cría, el protocolo de actuación estaría en función de varios aspectos:
    Selección Genética
    Dirigida a utilizar como reproductores a mastines que están trabajando en los rebaños y lo hacen de una manera óptima y a la vez cumplen con el estándar establecido por esta Asociación.
    Impronta
    Fundamental para que los perros estén integrados en el rebaño de una forma óptima y saludable.
    Experiencia
    Pensamos que la habilidad de un perro de protección de plantar cara a los depredadores depende tanto de su edad como de su experiencia.
    Cruces
    Nuestra prioridad será acoplar Mastines de líneas genéticas de trabajo que están protegiendo a los rebaños de una manera muy eficaz
  4. Conseguir el consentimiento por parte de la administración para la llevanza de los libros genealógicos de los perros que vayamos seleccionando así como la inclusión de las pruebas de carácter y funcionalidad en la carta de presentación  de los perros.
  5. Colaboración con la Administración y el medio natural con programas de introducción de perros mastines españoles en las ganaderías para cuyo desarrollo buscaríamos ayudas por parte de las administraciones implicadas para que la raza se convierta en una medida eficaz y preventiva frente al lobo, programas que incluyan la formación de buenos cachorros para el ganado, métodos de integración de los cachorros en los rebaños, periodos de adaptación y una evaluación seria que nos indique los resultados en relación con el ganado. En este punto destacamos:
    • Trabajos de investigación sobre la raza
    • Asesorar a los ganaderos que lo quieran como perro de protección de rebaños y facilitarles la tenencia de cachorros.
      Creemos que el trabajo en equipo es fundamental para lograr estos objetivos. Por eso, la Asociación asesorará, a través de alguna comisión o grupo de trabajo, a los ganaderos y pastores y hará un seguimiento de las crías para que todo el protocolo de la impronta se haga correctamente, y en caso que haya alguna dificultad de adaptación de los cachorros al rebaño o se presente algún comportamiento no deseable, se estudia el problema en detalle y se da la solución más idónea.
      El éxito de la puesta a punto de un mastín ganadero en un rebaño ovino, caprino, vacuno o caballar pide por parte del ganadero o pastor una inversión de tiempo y paciencia. El buen funcionamiento del mastín exige que esté completamente integrado al rebaño. Uniéndolo exclusivamente al rebaño se tienen todas las posibilidades de que ejerza su función de protección únicamente sobre el rebaño y no sobre un territorio, fincas o personas.
  6. Realizar actividades de formación,  información, promoción y divulgación de la raza.
    Para evitar enfrentamientos innecesarios de los Mastines de protección haciendo su trabajo, hacia paseantes y excursionistas, la Asociación publicará un folleto para dar la información necesaria e imprescindible, de las actitudes que se han de tomar si se encuentran con Mastines guardando y protegiendo a los rebaños.
    A la vez, la Asociación confeccionará una página web, en la cual se da información sobre el mastín ganadero,
    Recomendar a los criadores de esta raza, que por su trayectoria de cría, calidad en el servicio, garantías que ofrecen y ética personal y profesional, sean merecedores de este reconocimiento.
    Trabajos de investigación sobre la raza así como la realización de Congresos, Conferencias y cursos que nos ayuden a completar los conocimientos necesarios para el buen desarrollo de este proyecto.
    Las acciones que llevemos a cabo se enmarcarían en todo el territorio nacional y siempre contando con la colaboración y asesoramiento tanto de ganaderos y pastores como de un equipo de técnicos que englobaría tanto a científicos como a profesionales de la Veterinaria. Estaríamos abiertos a la colaboración con pastores y ganaderos de otros territorios en caso que precisen de nuestros ejemplares.

En resumen:

Difundir y trabajar por este tipo de perros protectores de ganado desde un punto de vista de la funcionalidad, es decir, como un elemento fundamental para la protección de los rebaños y para la conservación de los grandes carnívoros, especialmente el lobo ibérico.

Trabajar por la revitalización de las zonas rurales y por sus tradiciones. Creemos que el mundo rural, la ganadería extensiva, la trashumancia forman parte del entorno donde esta raza se forja por lo que consideramos que este grupo de perros protectores forman parte de la tradición de los territorios en tanto en cuanto surge como respuesta a unas necesidades y que trabajar y apoyar las medidas que favorecen todo este entorno es la mejor forma de conservar a este tipo de perros.

La aparición de los perros tipo montaña/mastín estuvo asociada al fenómeno de la trashumancia, hace entre12.000 y 15.000 años; y a procesos de “neotenia” en la especie canina. Los indo-europeos del Asia Central hacia el 1.000 a.C. pudieron jugaron papel en la modelación y expansión de estos perros (tipo mastín del Tíbet), llegando a través de varias culturas a la Península Ibérica. En yacimientos arqueológicos correspondientes al siglo III a.C. aparecen restos de perros macromorfos, asociados a culturas celtas con una economía de la lana. La trashumancia aparece pronto de forma generalizada en la Península Ibérica, con múltiples formas, diferentes arquetipos, sagas, etc.

Se ha postulado al Sistema Ibérico como posible origen del perro mastín que conocemos, pero, en cualquier caso, la determinación geográfica de la raza no admite criterios localistas. Las vías pecuarias ocupan un 5% del territorio nacional en una red de comunicaciones absolutamente generalizadas de N-S y de E-O, que han servido a los diferentes tipos de trashumancia de forma cambiante a lo largo del tiempo.

Los cambios estructurales y económicos han hecho “no rentable” a la trashumancia en las últimas décadas. Ello ha implicado un cambio en la funcionalidad tradicional del perro mastín que, sin embargo, está adaptándose a nuevas situaciones. La expansión del lobo en España hacia el este, ha propiciado que los ganaderos vuelvan a utilizar perros mastines en zonas donde su uso había desaparecido hace décadas (p. ej. el País Vasco). Los mastines han re acreditado su utilidad para prevenir ataques del lobo en estas zonas pero, por otro lado, se han generado conflictos con otros usos del medio rural como el ocio, deporte, etc.; con agresiones a paseantes y deportistas por parte de mastines.

Es decir, nos encontramos al mastín del siglo XXI que debe adaptarse a un medioambiente en evolución, con las largas rutas trashumantes tradicionales en desuso pero con una función ganadera aún viva. La creación de espacios naturales protegidos y la deseable recuperación de algunas especies de grandes depredadores (lobo, oso, lince), junto con el desarrollo de ganaderías extensivas para producciones de alta calidad ( vacuno, porcino, ovino, caprino) hacen al perro mastín una herramienta prácticamente imprescindible para compatibilizar estos aspectos. Además, el mastín deberá seguir siendo un buen perro de guarda y protección para fincas, chalets, fábricas, etc., además de un atractivo animal de compañía por su carácter y belleza. Como es norma en todas las razas caninas, una cría selectiva basada únicamente en criterios morfológicos será perjudicial para la permanencia o mejora de las otras características raciales: salud, carácter y, en general, funcionalidad.

Conclusiones del CIME 2005 
José Antonio Fernández Pérez

La creación y mantenimiento de cualquier raza registrada como el Mastín Español, de acuerdo con los criterios convencionales de la cinología oficial, presenta serios problemas desde el punto de vista de la genética y la salud de la raza. Es un grave error mantener una población de cría cerrada, sometida a los procesos de erosión genética consecuencia del evento fundacional, deriva génica, consanguinidad, y selección artificial, así como al incremento de enfermedades genéticas que ello conlleva. Se hace necesario mantener un sistema de cría en heterocigosidad equilibrada con el registro abierto, evitando o minimizando la endogamia, y manteniendo programas de control de las enfermedades de base genética, así como unos correctos esquemas de selección basados en la evaluación de descendencias y en parámetros cuantificables.

La conservación y gestión de un grupo racial de cualquier especie animal, entendido como recurso genético, tiene muchos puntos en común. Tras el recuento de todos los individuos de la población, no sólo de los registrados, se debe evitar la anarquía genética que conduce a que no haya respuesta a la selección. La caracterización poblacional debe hacerse en varios ámbitos morfológicos y
funcionales (p. ej. aptitud funcional, comportamiento sexual). El programa de conservación subsiguiente debe contemplar pruebas de aptitud funcional y debe tender a minimizar la consanguinidad. Un grave problema es la falsedad de los datos de parentesco que tan comúnmente aparecen y cuyas consecuencias son obvias. Es necesaria la implicación del “criador” canino en este tipo de programas.

Conclusiones del CIME 2005 
José Antonio Fernández Pérez

La displasia de cadera, cuya heredabilidad se ha estimado deforma variable (20-60%), pero ciertos aspectos de la patología, cual es la laxitud articular, con una heredabilidad muy alta (90%), lo que es muy significativo de cara a obtener buenos resultados en la selección. Por otra parte, una velocidad de crecimiento elevada también incrementa a expresión dela displasia de cadera, por lo que hay que atender a este tipo de caracteres asociados. Las modernas técnicas de diagnóstico precoz de la displasia decidera permiten detectar ésta a los 4 meses de edad con una buena fiabilidad, y, de este modo, facilitar el trabajo de selección. Sin embargo, es un serio problema la pérdida de diversidad genética que una selección demasiado estricta contra la displasia de cadera puede provocar en la población de la raza.

<p”>El mastín se ve afectado por otras patologías óseas (osteocondritis, panosteitis, osteodistrofia hipertrófica y displasia de codo), con incidencia diferencial en machos y hembras, y no siempre con tratamiento clínico posible. Reviste gran importancia un crecimiento demasiado rápido del cachorro en el desarrollo de las mismas.

La relación entre la cría canina tradicional, realizada como un juego de azar genético, y el peligro de enfermedades genéticas en las razas caninas es una evidencia. Es de enorme utilidad el desarrollo de una herramienta para los criadores a fin de reducirla incidencia de enfermedades genéticas, a través del consejo genético, como se ha hecho en otros países con otras razas. El consejo genético se sustenta en la disponibilidad de valores estimados de cría a partir de riesgos relativos, que requieren un buen conocimiento genético (genotípico) de los reproductores, lejano aún en nuestra raza.

La infertilidad está afectando al Mastín Español como a otras razas, y sus causas se asocian a problemas en la monta, infecciones porherpesvirus, poca higiene en los criaderos, dopaje y escasez de atención veterinaria.

Conclusiones del CIME 2005 
José Antonio Fernández Pérez

Contacta con nosotros

Pídenos la información que necesites sin compromiso

NOMBRE *
EMAIL*
NÚMERO DE TELÉFONO

ASUNTO

¿EN QUÉ TE PODEMOS AYUDAR?