Fernando Rodríguez Tábara vive en una de las zonas de más densidad de lobos de España, en el noroeste de Zamora.

La apuesta por un modo de vida que sin duda vertebra el mundo rural e impacta de forma positiva en la biodiversidad, la ganadería en extensivo, la coexistencia con los grandes carnívoros, en este caso el lobo, y la apuesta por un método preventivo de primer orden, los mastines,  rescatando la tradición para de esta forma dar respuesta a una necesidad que mucho tiene que ver con la ordenación de los territorios desde las gentes que en ellos habitan

Para nosotros,  como asociación,  es un orgullo contar con Fernando en nuestras filas  así como con otros muchos ganaderos que apuestan por por la coexistencia con los depredadores y dignifican el valor del mastín y la ganadería.

Os dejamos con el espacio que hoy dedica El País Semanal a Fernando que nos habla de una forma de vida y de un “método” que hace posible un equilibrio, esperamos que os guste
VER REPORTAJE